Ruta muy aconsejable que arranca en Triollo y tras 1 km por asfalto llegamos a Vidrieros donde comienza una pista que no abandonaremos hasta Cucayo. Atravesamos un solitario paraje con la única compañía del río Carrión y el ganado que pasta en los prados y vamos ganando altura muy lentamente mientras rodeamos la mole del Curavacas. La pista es en todo momento muy pedregosa pero divertida con subidas y bajadas y continuos pasos de agua.

Inicio: Triollo (1300 msnm)
Final: Potes (291 msnm)

Distancia: 49 kms
Tipo de Ruta: Ida y vuelta
Desnivel +: 850 mts.
Desnivel -: 1772 mts.

Indice IBP: 60 BB

Punto más alto: 1740 msnm (km 22)
Track (formato GPX): descargar aqui

Perfil de la ruta

Sobre la ruta: Ruta muy aconsejable que arranca en Triollo y tras 1 km por asfalto llegamos a Vidrieros donde comienza una pista que no abandonaremos hasta Cucayo. Atravesamos un solitario paraje con la única compañía del río Carrión y el ganado que pasta en los prados y vamos ganando altura muy lentamente mientras rodeamos la mole del Curavacas. La pista es en todo momento muy pedregosa pero divertida con subidas y bajadas y continuos pasos de agua.


el Pedrín bajo el sol palentino (izqda) y los cuatro jinetes posando como si tal cosa (dcha)
Tras pasar un pequeño desfiladero ganando algo de cota desembocamos en otro praderío más elevado. Abandonamos aquí el Carrión que tiene su nacimiento unos kms más adelante para enseguida tomar una pista que sale a la derecha. En este punto empezamos a ganar altura con decisión y la pista además se hace inciclable en muchos momentos debido a la pendiente y su mal estado. Tras un kilómetro aproximadamente la pista recobra su desnivel ligero y su buen firme para llegar al punto más alto de la ruta. Preciosas vistas del Curavacas.

Estamos en el punto más alto de la ruta; el Curavacas al fondo parece vigilarnos mientras nos preparamos para el intenso descenso

Iniciamos la bajada con terrible desnivel y mucha grija suelta que me hace echar pie a tierra en varias ocasiones aunque mis compañeros de ruta la solventan sin mayores problemas. La bajada es larga y tiene en algunos puntos magníficas perspectivas de los valles de Liébana con los Picos de Europa al fondo. En cucayo tomamos la carretera asfaltada y en vertiginosa bajada alcanzamos Barago. De ahí a Potes el terreno es favorable y sirve para relajarse en la última parte de la ruta y saborear los buenos momentos pasados durante el día.

Imágenes en Google Earth de la ruta completa (izqda), la primera parte siguiendo el cauce del río Carrión (centro) y el bajadón desde los 1700 msnm hasta los 300 msnm de Potes (dcha)
Share To:

Pedro Pardo

Demasiado cielo para tan pocas alas.

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Deja un comentario: