El domingo pasado 25 de septiembre, se celebró la XXV Subida Pedestres por el Desfiladero de la Hermida, vamos, la popular Panes-Potes (28 km interminables de duro asfalto lebaniego...uffff).

Cita obligada para lo mejorcito de cada casa, y ahí como no, no podíamos faltar la loca de Aranchi y una servidora, aunque solo fuera por culminar con una traca de fuegos artificiales, un vertiginoso calendario de actividades veraniegas.

En estas dos instantáneas se puede apreciar perfectamente las ganas de salir a tope que tenían todos los participantes, desde los primeros (izqda) hasta los últimos (dcha)... jeje

En cuanto a la carrera, todo son buenos recuerdos y momentos divertidos, porque nos lo pasamos "pipa". Claro está, que hasta la primera hora estábamos cómodamente situados en último lugar... Éramos un grupete muy majo de 5 escapados (Toño, Juan, Primojuan, Aranchi y yo) en la cola de la carrera... Con este ambiente festivo el desfiladero se pasó en un suspiro, y fue entonces cuando sí que empezó la verdadera lucha de titanes... Aranchi y yo pegamos un pequeño tirón, y de ahí a meta como unas jabatas adelantando a gente. Estrategia perfecta. Os lo aseguro. Eso sí, hay que partir sin ninguna pretensión. Durante toda la carrera tuvimos el apoyo incondicional de nuestros amigos (Rubén, Javi, Luis Alonso) y parejas (Pedro y Luis) que se pegaron un buen madrugón para acompañarnos en bici, o vernos pasar durante el recorrido y darnos ánimos. Muchas gracias a todos!!!!

Perfecta sincronía en la zancada de Nuria y Aranchi (izqda), momentos antes de atrapar a dos rivales (centro) y subiendo el ritmo en la última parte del desfiladero (dcha)

Aranchi

El otro punto de vista de este artículo es la opinión de mi compi. Así es como Arancha vivió la carrera: "Para mí la Panes Potes ha sido todo un reto personal que en algún momento pensé que no podría conseguir. Estaba tan contenta cuando llegué a la meta… Casi como si hubiera ganado yo. La carrera es preciosa, y correr por el desfiladero impresiona. Desde aquí quiero dar las gracias a mi compi "undiamevasamatar" que con su cambio de ritmo a mitad de carrera hizo que a veces sintiera que volaba por el asfalto, a mis padres por venir a verme a la meta, a Ángel y Aurora, a Luis por levantarse antes que yo para hacerme los filetes empanaos , y a Pedro, Javi, Luis y Rubén, que estuvieron estupendos acompañándonos durante toda la carrera y me ayudaron con sus ánimos en los momentos más duros. Un beso para todos!".

Por poner un pero a nuestra primera experiencia en la Panes-Potes, decir que la organización parece un poco desorganizada...ejejje. La recogida de dorsales fue un poco estresante, con 600 corredores literalmente encima de los listeros que iban cantando el dorsal a medida que les decías el nombre. Lo peor era cuando no te encontraban en la lista A (ordenada alfabéticamnete), y tenían que tirar de la lista B....uffffff!!!!!!  En meta también afloraron las carencias de la organización, porque la llegada de los corredores no quedaba registrada a través de un chip (tecnología moderna y cara, pero imprescindible, en estos casos), sino que varias personas iban anotando dorsal y tiempo de cada corredor a su paso por meta. Cuando hablamos de casi 600, se multiplica el esfuerzo que conlleva y la probabilidad de error.

Codo a codo con Juan (izqda), ya en Potes cruzando el puente sobre el Quiviesa (centro) y a pocas zancadas de culminar el sueño de la Panes-Potes (dcha)

Bueno, gente, espero que nuestras palabras os den un poco de envidia, y consigan animaros a poneros las zapatillas. Un saludo a todos!!!!!!!!

Álbum de fotos aquí
Share To:

Nuria Pérez

Post A Comment:

1 comments so far,Add yours

  1. Yo ese día estve haciendo la ruta del Cahoru, desde Cabrales hasta Tielve y Poncebos. Me acorde de ti, campeona..
    Saludos.

    ResponderEliminar

Deja un comentario: