Todo empezó un 25 de septiembre de 2011 al cruzar la línea de meta de la Panes-Potes. Nuestra primera prueba en asfalto. 28,5 km que disfrutamos como enanas. Con el calentón de la carrera, Arancha propuso ampliar el reto: ¿Por qué no correr una maratón?????
Todo empezó un 25 de septiembre de 2011 al cruzar la línea de meta de la Panes-Potes. Nuestra primera prueba en asfalto. 28,5 km que disfrutamos como enanas. Con el calentón de la carrera, Arancha propuso ampliar el reto: ¿Por qué no correr una maratón?????

Panes - Potes. Aquí empezó todo!

Gracias a Internet pudimos estudiar diferentes entrenamientos que proponían fisioterapeutas y entendidos del running. Nuestra meta sería terminar en 4 h. Encontramos un plan de entrenamiento fácil de seguir y asequible a nuestras posibilidades físicas y laborales. Consistía en 16 semanas: salidas de 10 km. 4 días a la semana y una tirada larga el domingo.

Media Maratón de León.

Media Maratón de Santander.

Fueron meses de entrenamiento, un duro sacrificio que esperábamos mereciera la pena. Superamos lesiones y contratiempos inesperados. Participamos en varias carreras como partes de nuestro entrenamiento. - En la ½ Maratón de Santander pudimos comprobar que, a nuestro ritmo conversación, los 21 km estaban controlados. - En la ½ de León conseguimos mejorar tiempos y sensaciones. - En el Trail Costa Quebrada volvímos a nuestros orígenes. Por fin nos calzamos las zapatillas de trail y pusimos a prueba nuestras piernas con el desnivel.

I Trail Costa Quebrada. Liencres.

...y llegó el gran día... Pero eso es otra historia.

Podeis ver el Álbum de fotos completo aquí
Share To:

Nuria Pérez

Post A Comment:

0 comments so far,add yours

Deja un comentario: